Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestro aviso legal. Cerrar
Facebook
Youtube
España
Comunidad Valenciana
Inglés
Contacto telefónico
Contacto online

Cistitis intersticial

¿Qué es la cistitits intersticial?

La cistitis intersticial es una enfermedad en la que el síntoma principal es el dolor hipogástrico (parte inferior del abdomen), presente en general cuando se retrasa la micción y que se suele acompañar de escozor miccional, aumento de la frecuencia miccional y urgencia (ganas repentinas de orinar). En la actualidad la cistitis intersticial se engloba dentro del denominado Síndrome de la Vejiga Dolorosa ("Painful Bladder Syndrome").

Es más frecuente en la mujer y muchas veces se confunde con las infecciones urinarias de repetición, por lo que en general los pacientes acuden a la consulta del especialista después de haber recibido múltiples tratamientos antibióticos que no han mejorado el cuadro clínico.

¿Cuáles som sus causas?

No se conoce perfectamente la causa de la cistitis intersticial. Aunque existen varias aproximaciones válidas, no es el objeto de esta presentación. De forma sencilla, una inflamación más o menos severa de la pared vesical provoca una falta de elasticidad o rigidez de la vejiga. Esta alteración le hace perder la función de almacenamiento de la orina, por lo que el paciente está obligado la orinar constantemente, siendo además un proceso doloroso.

Diagnóstico

La Clínica de Urología y Andrología Dr. Rubio le ofrece un tratamiento integral de este tipo de cistitis. Inicialmente se deben descartar otros procesos que puedan simular esta enfermedad y que pueden recibir otros tratamientos. Estas otras patologías que pueden simular la cistitis intersticial son:

  • Infección urinaria: se descarta con cultivos de orina.
  • Vejiga hiperactiva e hiperactividad del detrusor: en esta enfermedad la vejiga se contrae durante la fase de llenado, alterando de forma importante la calidad miccional del paciente. Se diagnostica mediante un estudio urodinámico.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria: inflamación de los órganos genitales internos de la mujer. Su presencia se descarta mediante ecografía, TAC y exploración ginecológica.
  • Tumor vesical: a valorar mediante ecografía, citología de orina y cistoscopia.
  • Tuberculosis vesical: a descartar con cultivos de orina específicos.
  • Otro tipo de cistopatías o enfermedades de la vejiga: también evaluadas mediante cistoscopia y biopsia vesical.

Una vez descartadas estas patologías, el diagnóstico de cistitis intersticial se establece por exclusión de estas otras patologías y por la conjunción de la clínica y de los hallazgos de la cistoscopia.

Tratamiento

El tratamiento de la cistitis intersticial ha de ser secuencial (paso a paso, desde lo más sencillo a la terapia más completa), debido a que existe una gran variabilidad de respuesta clínica entre las distintas pacientes.

Siguiendo este criterio, estas son las pautas más habituales que se ofrecen en la Clínica de Urología y Andrología Dr. Rubio:

  1. Tratamiento oral + normas miccionales y dietéticas, incluyendo fármacos antiinflamatorios, antihistamínicos y en algunos casos antidepresivos, no como tratamiento de la depresión sino para aprovechar sus beneficiosos efectos neurológicos. Las pautas de administración deben personalizarse, ya que estos medicamentos no están exentos de efecto secundarios y deben valorarse de forma conjunta con el paciente.
  2. Terapia endovesical, se pueden utilizar instilaciones vesicales de dimetilsulfóxido o hialuronato sódico. En los dos casos el paciente acude a la consulta, donde se le administra la medicación colocando un pequeño catéter en la vejiga (que se retira al instante). Habitualmente se realiza una instilación a la semana o cada quince días, el tratamiento se repite en cuatro o seis sesiones, y luego se pasa a una pauta de mantenimiento mensual durante un año.
  3. Tratamiento quirúrgico, rara vez es necesario. Se usa en casos de cistitis intersticial refractaria a los tratamientos orales y endovesicales. Ante vejigas muy retraídas y de poca capacidad, nuestro equipo le planteará la ampliación vesical utilizando un pequeño segmento de su intestino.

Consejos de salud